Saltar al contenido
Fundación Despertar

Aprende A Detectar Eventos De Sincronicidad

¿Qué significa sincronicidad?

El término sincronicidad, fue acuñado en 1952 por el psicólogo suizo Carl Gustav Jung para referirse a la coincidencia temporal de dos o más eventos relacionados por su significado, pero aparentemente sin causa.

En este vídeo aprenderás a detectar eventos de sincronicidad que posiblemente has experimentado en tu vida cotidiana.

Coincidencias sin aparente explicación

Habitualmente nos encontramos con situaciones que resultan coincidencias inexplicables y nos preguntamos, cómo puede ser que ocurran.

Es como si existiera conexión entre sucesos, personas o información a través de hilos invisibles.

Todos hemos experimentado este tipo de coincidencias.

Estamos pensando en alguien y justo en ese momento recibimos una llamada suya, nos acordamos de una persona que hace mucho tiempo no tenemos en mente y nos la encontramos luego en la calle o bien suena una canción en la radio que está muy relacionada con algo que te sucede en ese justo momento.

Desde una perspectiva eminentemente racional, estos hechos son una cuestión de azar o simples casualidades.

Las Observaciones de Carl G. Jung

Sin embargo, el psiquiatra Carl Gustav Jung, observó en las casualidades de hechos altamente improbables, la expresión de un fenómeno que merecía ser estudiado con rigurosidad.

En este sentido, utilizó el término sincronicidad para definir la presentación simultánea de 2 hechos que no se encuentran vinculados por una relación de causa y efecto sino por su significado.

Categorías de Sincronicidad

Jung describió 3 categorías de sincronicidad:

En la primera se presenta la coincidencia entre un contenido mental que puede ser un pensamiento, sentimiento o sueño y un acontecimiento externo como la visita de una persona que no hemos visto en mucho tiempo.

La segunda es la coincidencia entre una visión interna y un hecho que sucede a la distancia.

Un ejemplo puede ser la visión remota de un accidente que es confirmada por los involucrados.

La tercera sincronicidad consiste en tener una imagen de algo que posteriormente acontece en el futuro.

Cabe mencionar que estas imágenes no necesariamente se presentan de manera literal, sino que se presentan de forma simbólica.

Las Dos Realidades Internas

Para Jung existían entonces dos realidades internas: una realidad psíquica a la que pertenece en la conciencia y el inconsciente personal, y otra realidad transpsíquica la que pertenece el inconsciente colectivo.

En la primera nos movemos limitados por las dimensiones de tiempo y espacio por la diferencia entre lo psíquico y lo físico, pero en la realidad transpsíquica no existen esas divisiones.

En esa realidad es posible experimentar fenómenos psi como la telepatía, la clarividencia o la visión remota.

Es importante mencionar que las sincronicidades ocurren con mayor frecuencia cuando enfrentamos situaciones con alta carga emocional como muertes, enfermedades, crisis existenciales, trastornos mentales, etc.

Es decir que las emociones fuertes parecerían ser una condición para que ocurran tales fenómenos.

Esto se puede explicar psicológicamente al tener en cuenta que, durante una emoción fuerte, el umbral de la conciencia desciende y los contenidos del inconsciente son proyectados en nuestra mente.

La sincronicidad puede manifestarse cuando menos lo esperamos y puede cambiar la percepción de tu existencia.

Para ello tenemos que estar atentos a lo que sucede a nuestro alrededor, cuanto más receptivos estemos a nuestro entorno, más posibilidades habrá para que sucedan sincronicidades en nuestra vida.

Pueden ser desde conversaciones, canciones, películas, mensajes, hasta encuentros fortuitos.

La sincronicidad según Wolfang Pauli

El físico Wolfang Pauli, pensaba que la sincronicidad era una expresión de lo que denominaba Unus Mundus, una realidad unificada subyacente de la cual todo lo que vemos emerge y a la cual todo regresa

Como si todo lo que acontece en El Mundo sucediera en una sola mente que por momentos se manifiesta unificada.

De acuerdo a Jung, estas co-ocurrencias nos quieren decir algo, el universo o nosotros mismos estamos queriendo comunicar mensajes que trasciendan nuestra existencia.

Prestar atención a las sincronicidades puede convertir tu vida en un escenario mucho más interesante y lleno de oportunidades para tu despertar espiritual.