Saltar al contenido
Fundación Despertar

Aprende a entrar al estado alfa

Alfa

Sobre el estado Alfa: en 1924, el psiquiatra alemán Huntzberger demostró que el cerebro produce al menos cuatro tipos de frecuencias eléctricas.

Las ondas alfa son aquellas que se generan cuando nuestra mente está en un estado de reposo.

En este video aprenderás a entrar al estado alfa mediante un ejercicio de relajación y visualización.

La actividad eléctrica del cerebro se registra en un aparato llamado electroencefalograma que tiene la capacidad de medir las frecuencias en ciclos por segundo o hercios, los cuales varían según el estado mental en que se encuentre una persona.

La frecuencia más lenta que el cerebro produce es la delta, que oscila entre los cero a los cuatro ciclos por segundo. Estas ondas suelen presentarse en los recién nacidos.

En cambio, son más difíciles de descubrir en personas adultas, ya que muy poca gente logra conseguir este estado de relajación.

Las frecuencias que oscilan entre los cuatro y siete ciclos por segundo son conocidas como ondas theta.

Estas se originan en los momentos de sueño más profundo y también durante el proceso de un trance hipnótico.

Las ondas alfa oscilan entre los siete y 14 hercios y se producen en las primeras horas del sueño o en estados de relajación.

Esta frecuencia está relacionada con el aumento de la creatividad, una mejor capacidad de aprendizaje y la facilidad para solucionar problemas. Las ondas beta oscilan entre los 14 y 25 hercios.

Se originan en estado de vigilia cuando hay tensión nerviosa o esfuerzo de concentración.

El estado mental alfa te permite estar muy relajado mientras estás despierto.

En este nivel, utilizas tus sentidos internos no limitados por el tiempo y el espacio, como la imaginación, la visualización, la memoria, la intuición y la creatividad.

Aunque estemos despiertos, estamos más conectados con nuestro interior.

https://youtu.be/e3Xq7SHRWq0

Cuando funcionamos en dicho estado, nos situamos entre la frontera de lo consciente y lo inconsciente, lo cual nos permite seguir teniendo una actividad consciente de nuestra mente y al mismo tiempo, tener acceso a las capacidades psíquicas del subconsciente.

Uno de los objetivos del control mental es generar a voluntad las frecuencias alfa para aplicar durante ese estado las técnicas que corresponden a las necesidades de cada persona.

En ese estado puedes reprogramar tu mente para alcanzar tus objetivos y liberar tu cuerpo de las tensiones que se acumulan en el transcurso del día.

Esto es muy importante para prevenir los estados de estrés y la aparición de enfermedades psicosomáticas. Ahora que conoces todos los beneficios del estado Alfa, es momento de aprender a generar dichas frecuencias en nuestra vida cotidiana para adoptar el estado mental alfa.

Tendrás que estar relajado, lo que significa que deberás estar en una posición cómoda.

Te puedes acostar en la cama o en el piso, o también te puedes sentar en un sofá con el fin de no quedarte dormido.

Puedes pedirle a alguna persona que lea para ti de manera pausada la siguiente meditación con una música de fondo relajante.

También puedes grabarla en un archivo de audio y reproducirlo en el momento que lo requieras.

Empecemos.

Cierra los ojos, realiza una sesión de respiración profunda de al menos cinco minutos para garantizar la respiración profunda.

Cuenta en tu mente hasta siete. Conforme inhales, cuenta hasta ocho.

Al exhalar, ingresa y expulsa el aire de forma lenta y uniforme. Visualiza una escalera en espiral con diez escalones hacia abajo.

Obsérvate de pie en la parte alta de la escalera. Desciende un peldaño hasta el escalón número nueve y mentalmente expresa:

Estoy en un nivel psíquico más profundo.

Luego baja hasta el 8.º escalón y repite mentalmente:

Estoy en un nivel psíquico más profundo. Continúa descendiendo los escalones 1 a 1 y repitiéndote mentalmente la misma frase.

Cuando llegues al último escalón, piensa: Ahora me encuentro en un nivel psíquico profundo que puedo utilizar para obtener realizaciones psíquicas satisfactorias.

Puedo alcanzar este nivel siempre que lo desee, teniendo los ojos abiertos o cerrados, simplemente con que desee estar aquí y contando desde 3 a 1.

Cuando termines de pensar dicha frase, abre los ojos. Una vez que domines este ejercicio mental, debes intentar hacerlo con los ojos abiertos. Con la práctica podrás alcanzar un nivel psíquico Alfa simplemente con desearlo y contando del número tres al número uno.