Saltar al contenido
Fundación Despertar

Memoria – Consejos para mejorar tu memoria

Memoria

Tener una súper memoria que te permita recordar listas de decenas de palabras no es una facultad extraordinaria, sino que requiere de entrenamiento y constancia.


En este vídeo aprenderás algunos consejos para mejorar tu memoria y recordar datos con mayor facilidad.


La mayoría de las personas piensan que tienen mala memoria cuando olvidan algún dato, sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que todos los seres humanos nacemos con una memoria prodigiosa.

https://youtu.be/adeidaZKOB8


La memoria no es un simple almacén de datos, como muchos creen.

La memoria es activa y reconstruye constantemente los recuerdos, adaptándolos a la realidad actual.

La memoria sólo se activa cuando tienes un proyecto importante.

Si aspiras a ser un buen profesional orador, un buen escritor o un líder eficaz, entonces la memoria será tu mejor aliada.

El éxito en los estudios y negocios depende de tu capacidad de memoria recordar en forma oportuna todo lo necesario.

Reconocer a los clientes, tener los catálogos en tu mente, hablar en público con seguridad, tu destreza para citar datos importantes, para recurrir en forma oportuna a los antecedentes te darán una enorme ventaja en cualquier conversación, disputa o negocio.

Por eso, para recordar mejor, es importante que pongas en práctica los siguientes consejos.

Convierte los números en palabras

Piensa en cuántos números debes manejar en tu vida diaria.

Cuentas con un número de Seguridad Social, de identificación de empleado, de credencial de elector, de cuentas bancarias, de matrícula, de tu vehículo, etcétera.

Algunos expertos sugieren que es posible recordar estos dígitos aleatorios traduciéndolos en letras.

Otra manera de recordar mejor un número consiste en agrupar las cifras, el número de confirmación: 30004021, por ejemplo, se transforma en “tres mil, cuarenta, veintiuno”.

El sistema para recordar números consiste en relacionarlos con algo significativo para ti como tu edad, tu fecha de cumpleaños, etcétera.

Utiliza la visualización para mejorar tus recuerdos.


Nuestro cerebro es capaz de recordar fácilmente imágenes.

Debes comenzar memorizando datos sencillos relacionándolos con algo visual y para que lo memorices bien, cuanto más raro o llamativo, mejor.

Por ejemplo, si te tienes que acordar de que cuando veas a Juan debes darle una llave, puedes visualizarlo cargando una enorme llave en sus espaldas.

Así, en cuanto lo veas en tu cerebro, se disparará esta asociación y recordarás la llave.

Es importante a la hora de definir asociaciones, cargar al vínculo con elementos emocionales, exagerados o anormales que no sean los habituales para que el concepto nos produzca emoción o sorpresa.


El Palacio de la memoria


Esta técnica, también llamada de Loci, se fundamenta en la memorización de conceptos organizados y asociados al espacio.

Para crear tu Palacio de la memoria tienes que recrearlo mentalmente con sus habitaciones, sus pasillos, etcétera.

Cada concepto que quieras memorizar debe de estar en su estancia del Palacio, la cual deberás decorar mentalmente.

Cuanto más estridente te resulte la decoración de las habitaciones será mejor.

Una vez decorada, debes colocar los datos que necesites recordar en esa habitación.

Cuando todo esté ubicado en su sitio, recorrerás mentalmente ese cuarto, una y otra vez, hasta que llegue el momento en que serás capaz de recordar absolutamente todo lo que hay adentro.

Juega con los nombres

Los nombres son una de las cosas más difíciles de recordar, sobre todo si se es tímido.

 La clave para recordar el nombre reside en concentrarse en la persona a la que estamos conociendo.

Si Juan es una persona simpática, podemos asociar la primera letra de su nombre, en este caso la jota con la palabra jocoso.
Hacer rimas es otro recurso para grabar nombres.

Francisco nació en Jalisco. Marcos juega barcos, Cristina toma el sol en la piscina, etc.

En el caso de que no te venga ninguna rima a la cabeza, usa el nombre de la persona y crea una imagen inolvidable.

Sebastián es un nombre fácil de recordar si se da la coincidencia de que se trata de una persona servicial.

Cuando haces estos ejercicios, de lo que se trata es de ir ayudando a tu sistema neuronal a establecer el mayor número de conexiones posibles.
No importa si te puedes estar un día o un mes, es cuestión de entrenamiento y poco a poco conseguirás que tu mente recuerde con mayor facilidad.