Saltar al contenido
Fundación Despertar

Laboratorio mental de sanación

Laboratotio Mental

Se denomina laboratorio mental al lugar que se construye mentalmente para que la persona permanezca allí durante su trabajo mental en el nivel Alfa.

Este sitio ubicado en tu mente puede ser la imagen de algún lugar real o un lugar imaginario en donde tendrás a tu disposición herramientas de sanación a distancia.

Cómo debe ser el laboratorio mental

El laboratorio mental puede tener cualquier forma.

Puede crearse en forma de una pirámide, por ejemplo, una cabaña de madera en un bosque, una construcción de vidrio en la cima de una montaña, o como una esfera transparente en el fondo del mar.

Todo depende de tu imaginación y creatividad. Es decir, que laboratorio mental puede tener cualquier forma, estilo y estar ubicado en cualquier lugar.

Toda práctica mental debe ser tomada por el operador como una actividad agradable, tranquila y hasta a veces divertida.

No debe llevarse adelante ninguna actividad psíquica si realmente no se lo desea.

El espacio mental que vamos a utilizar se lo va a acondicionar para que el trabajo mental de programación y sanación sea ordenado y ameno.

Comienza a crear tu laboratorio mental

Para empezar a crear tu espacio de trabajo mental.

Primero debes relajarte e ingresar al estado alfa de la forma en que has visto en videos anteriores.

Después debes visualizarte en un espacio lo suficientemente grande para edificar tu laboratorio y allí debes imaginar sus paredes y colocar enseres que te servirán como objetos para desarrollar tus poderes mentales.

Debes visualizar una mesa, sillones o sillas, una camilla, una pantalla blanca, un teléfono y elementos sanadores como gemas, aceites, flores de bach, etc.

La técnica del “télefono”

El primer trabajo que puedes hacer en tu espacio mental se trata de la técnica del teléfono, que es un método de comunicación inmediata y directa a nivel mental con una persona.

El dato que usamos en esta técnica es la fecha de nacimiento del paciente.

En base a la fecha real imaginaremos un número de teléfono mental que identificará a la persona.

Esta técnica es una manera lógica que nuestra mente utilizará para realizar un contacto telepático con el otro individuo.

La técnica del teléfono será el medio de comunicación para que posteriormente el practicante pueda realizar emisiones mentales con fines de mejorar la salud de un paciente.

Si deseas contactar con una persona, debes marcar su número y visualizarla levantando el teléfono.

Después debes decirle -Hola, estoy llamando porque en este momento empiezo a trabajar en tu problema o dolencia-.

Luego que se hace el trabajo, nos despedimos y cortamos la comunicación.

Toda esta visualización se realiza imaginando que estamos dentro del laboratorio mental y en la pantalla blanca de cine vemos al paciente antes y después de la técnica.

Debemos, por precaución lavarnos bien las manos para descargarnos energéticamente con la técnica del teléfono.

Puedes emitir colores a distancia para equilibrar chakras o para enfermedades específicas.

También puedes invitar al paciente a cambiar de actitudes negativas a positivas.

Así mismo, puedes visualizar a la persona que ayudas, que hace o logra cosas exitosas y saludables.

Cirugía astral

En un nivel más avanzado puedes realizar cirugías astrales en las que requieres que el paciente se encuentre dormido para que no ponga ningún tipo de barrera mental durante la sanación.

Para las cirugías astrales necesitarás crear un quirófano dentro de tu laboratorio mental, en donde tendrás a la mano elementos quirúrgicos como vendas, pinzas o bisturí que te ayudarán a intervenir en todas las partes del cuerpo de la persona que deseas auxiliar.

Si, por ejemplo, el paciente tiene un problema en sus huesos, primero lo contactamos con la técnica del teléfono y luego lo imaginamos en la camilla aplicándole pintura de color azul en el lugar que presente el mayor malestar.

Incluso podemos inyectarle varias dosis de calcio para fortalecer el hueso afectado.

Los ejercicios de cirugías astrales deben hacerse de manera continua todas las noches durante el tiempo que el alumno considere que el paciente lo va necesitando hasta lograr su recuperación.