Saltar al contenido
Fundación Despertar

Ejercicios preliminares para percibir el Aura

Ejercicios Preliminares para Percibir el Aura

Todos los seres humanos tenemos la capacidad de percibir el aura. Sólo se requiere de práctica y mucha paciencia por lo que en esta ocasión aprenderás varios ejercicios preliminares para observar el campo energético universal.

Ejercicio para sentir tu aura

El primer ejercicio consiste en sentir que tenemos aura. Esto nos proporciona más seguridad a la hora de intentar verla.

Como primer paso debes frotar las manos palma contra palma, tomar consciencia de ellas y sentir el calor producido por el efecto de la fricción.

Frota tus manos

Pon una enfrente de la otra, acercándolas y separándolas ligeramente. Posteriormente suelta tus manos y relájalas. Los dedos no deben estar estirados, sino presentar una ligera curvatura.

Con el paso del tiempo experimentarás una sensación de autonomía de tus manos, es decir, tu cerebro dejará de controlarlas  por unos instantes.

De esta manera, cada dedo adquirirá movimientos que no serán ordenados por nuestra voluntad consciente, sino por nuestro inconsciente.

Tras sentir la circulación de energía en tus manos vuelve a frotarlas palma contra palma.

Frota tus manos de nuevo

Después sepáralas y concéntrate en percibir una masa de energía entre ellas como una bola de aire.

Siente la energía en el ambiente

Después de estos ejercicios, mueve tu mano a tu alrededor y siente las energías presentes en el ambiente.

Intenta distinguir la temperatura del lugar y poco después comenzarás a sentir cosquilleos, hormigueos y varias percepciones difícilmente catalogables con palabras.

Siente la energía del ambiente

Vuelve a frotar las manos y sigue sintiéndolas con autonomía propia; en esta ocasión, acerca y separa las manos muy lentamente. En el momento en que empieces a notar como un leve cosquilleo deja de moverlas y pon atención en esa sensación.

Posteriormente, frota tus manos otra vez, sepáralas y coloca tus dedos apuntándose mutuamente. Con los ojos cerrados siente la energía que fluye entre tus dedos.

El efecto será parecido a una atracción electromagnética. Sin perder esta sensación aumenta y disminuye lentamente la distancia entre las yemas de los dedos; incluso hasta llegar a perder la sensación.

Separa los dedos no solo en longitud, sino transversalmente, y comprobarás como la atracción magnética se mantiene entre los dedos.

Siente la energía de tus manos

Realiza esta actividad hasta que tengas totalmente controlada y analizada la sensación. Si eres perseverante y disciplinado podrás sentir el aura a la perfección con el paso del tiempo.

Ejercicio preliminar para percibir el aura

Después de sentir el aura debes extender tu mano sobre un pedazo de cartulina negra colocada a una distancia de 10 a 30 centímetros, en un ambiente donde la luz sea muy tenue.

Tu mano debe estar abierta y con los dedos separados entre sí, de esta forma podrás ver la energía que irradia cada uno de ellos.

Energía de tus manos

Al momento de visualizar tus dedos, no lo hagas con una visión central sino con una visión periférica, es decir, que a pesar de que tus ojos miren hacia un lugar específico de la mano, dirige tu atención a los bordes que la rodean.

Es recomendable descansar la vista por unos minutos y no forzar esta práctica, lo ideal es que lo hagas una vez al día.

La primera vez que realices este ejercicio es normal que sólo veas como una especie de neblina transparente, con el tiempo desarrollarás más habilidades y comenzarás a ver los diferentes colores que conforman el aura.

¡Muy interesante, verdad! En la próxima clase realizarás más ejercicios para percibir el aura humana ¡No te lo pierdas!

Recuerda visitar la página web: www.fundaciondespertar.com en donde encontrarás cursos avanzados para activar tus poderes mentales. En Fundación Despertar actualizamos constantemente nuestro material. Te invitamos a tomarlos y ponerlos en práctica en tu vida.