Saltar al contenido
Fundación Despertar

Barcos Fantasma ¿Navegantes Del Tiempo?

Barcos Fantasma

¿Conoces el Misterio de los Barcos Fantasma?

¿Puede aparecer una imagen del pasado sobre el presente como si se tratara de una fotografía en doble exposición?

¿En este caso, la escena pasada, sobre el segundo plano del presente, sería interpretada como un espejismo, una alucinación?

Su verdadera definición sería la de reverberación del tiempo, o sea una imagen perfectamente auténtica de individuos o de objetos del pasado que viajan ante nuestros ojos en el presente.

Leyendas de Barcos Fantasma

En los 7 mares del globo se cuentan historias de apariciones de barcos fantasma, con sus mástiles, velas y aparejos, que navegan desde el pasado hasta el incrédulo presente: ¿qué realidad se oculta tras estas leyendas?

Durante siglos en los alrededores del Cabo de buena de buena esperanza se ha aparecido el fantasma del “holandés errante”. La leyenda refiere que, en la segunda mitad del siglo XVII, el capitán Vanderdecken profirió un juramento impío al doblar el cabo durante una violenta tempestad.

El Holandés Errante

El capitán Frederick Marryat Studio, en el siglo antepasado, múltiples pruebas de la realidad del “holandés errante”

En su libro “El Buque Fantasma”, el capitán Marryat De la Marina real británica, hace la siguiente afirmación: las visiones de ese navío durante la noche o en tiempo de tempestad no pueden ser consideradas un espejismo.

¿Qué pruebas tenía el capitán para emitir semejante juicio?

Primera Aparición

Al primero que se le apareció el buque fantasma, fue al hijo del capitán holandés, Philip Vanderdecken, quien junto con otros marinos vio el espectro del barco paterno.

A la puesta de sol, Philip y el capitán Hill Brandt dirigieron sus miradas hacia el lado indicado y creyeron distinguir algo que se parecía a un buque, parecía como si la obscuridad desapareciera gradualmente y una débil luz iluminará aquella parte del horizonte.

En el centro de la pálida luz que se extendía aproximadamente a 15° encima del horizonte, se veía, en efecto, como un gran buque, más o menos a 3 millas de distancia.

Aunque no se dejaba sentir ni un soplo de viento sobre las aguas, el navío espectral parecía estar luchando con una violenta tempestad.

Una y otra vez se hundía y volvía a aparecer.

Anduvo poco camino, pero, sin embargo, se acercó a ellos bastante aprisa, derivando bajo el asalto furioso del huracán.

Cada minuto se acercaba más. Al fin, viro de bordo y durante esta maniobra llegó a estar tan cerca de ellos que se lograban ver algunos hombres a bordo, pero ellos no parecían verlos a ellos.

Pudieron oír el crujido de las estructuras del navío, que el tejido de sus mástiles y el silbido penetrante del jefe de la tripulación, aún después de que la visión desapareció en la oscuridad.

En el libro Marryat describe otras apariciones del mismo barco en condiciones atmosféricas completamente distintas.

El Encuentro con el “Vrow Caterina”

Navegando por la misma ruta, en medio de una tempestad, los marinos del buque ruso “Vrow Caterina” pudieron ver al holandés errante.

Las olas que azotaban la borda del “Vrow Katerina” parecían no tocar al navío fantasma.

El comandante del Batavia con sus 20 hombres de tripulación y un sacerdote se encontraron con el holandés errante en una noche oscura, era una noche tranquila de cielo despejado. El comandante del Batavia estaba en su camarote cuando, hacia las 2:00 am, su segundo al mando vino a llamarlo, presa de gran agitación.

Le informaba que, en el horizonte, sin nubes se veía acercarse un círculo de niebla, del que surgían voces y el tañido de una campana el círculo de niebla se acercó hacia ellos. El capitán del Batavia, su teniente y el sacerdote que los acompañaba vieron surgir al holandés errante del círculo de niebla y escucharon con toda claridad al capitán Vanderdecken que los llamaba.

Para conjurar la que juzgó visión infernal, el sacerdote pronunció las siguientes palabras el tiempo se ha detenido para vos, pero no se detiene para los que vivimos en el mundo… Y así desapareció como por encanto.

Barcos Fantasma durante el día

Tal vez el tiempo tiene ventanas a través de las cuales pueden dialogar hombres de distintas épocas
Barcos Fantasma durante el día

Existe un caso, por lo menos, en el que apareció el holandés errante en pleno día. El 22/11/1831, una capa de nubes se elevó hacia el este con tal rapidez que pareció sospechosa a los ojos expertos de los marinos del “Nueva Escocia”

Tripulantes y pasajeros se precipitaron hacia el mismo lugar para ver el extraño objeto que emergía de las aguas oscurecidas y todos vieron con asombro cómo iba emergiendo del mar oscuro, la punta esbelta del mástil mayor, poco a poco aparecieron los mástiles de Copa y de mesana, sus velas y sus aparejos y, por último, el casco entero apareció en la superficie.

La presencia de niebla y la oscuridad son condiciones poco favorables para la aparición de un espejismo.

Avistamientos Actuales de Barcos Fantasma

Ya en tiempos más modernos hay relatos de barcos que, ante los ojos de varios testigos, se transforman en naves voladoras y desaparecen en el firmamento.

Ciertamente los casos de avistamientos de Barcos Fantasma han ido a menos, pero eso no quiere decir que por ello no existan. Quizá sea porque hoy en día es mucho más difícil creer este tipo de casos dada la facilidad con la que se pueden falsificar hasta los vídeos.

Es preciso admitir que las reverberaciones del tiempo son poco frecuentes, pero no se puede apartar las del campo del estudio científico, bajo el pretexto de que son raras. las palabras de Lucio Apuleyo, pronunciadas hace 18 siglos, conservan todo su valor al respecto.

“Las personas con pereza mental rechazan siempre como falso todo lo que no sucede más que raras veces, o todo lo que su espíritu es incapaz de captar con prontitud; Sin embargo, cuando se estudian estas cosas con cuidado, se las encuentra no sólo posibles sino también probables”

Sin duda, los barcos fantasmas nos llevan a una región hipotética y oscura que no autoriza más que a la pura especulación.

De hecho, hace 2500 años que Demócrito lanzó la idea de que el universo es un todo compacto en el que todos los átomos están Unidos.

La reflexión de una cosa sobre otra o la huella de un objeto sobre otro, constituye la célula memoria elemental de la materia que Demócrito llamaba Eidos o “imagen”

El mundo está lleno de estas Inter reflexiones, decía el atomista griego.