Saltar al contenido
Fundación Despertar

Limpieza del aura de otra persona

limpieza psíquica del aura

Cuando un individuo goza de salud su aura proyecta un tono azul o violeta, pero si su estado de ánimo es bajo y negativo el color de su aura se torna oscura y con huecos irregulares. Cuando se presentan estos estados energéticos en otras personas puedes brindarles ayuda por medio de una limpieza del aura.

Esta actividad la puedes efectuar con familiares o amigos enfermos o que han pasado por un trauma emocional.

Limpieza del aura de otra persona

Requerimientos de la limpieza del aura

Para esta limpieza utilizarás una variación de la técnica de la raspadura. Ten dispuesta la sal gruesa.

Hay que recordar que en este ejercicio se debe portar ropa de fibra natural y quitarse todas las joyas que pudieran estorbar.

Usar ropa cómoda sin joyas

Para limpiar el aura debes arrojar la suciedad psíquica a la sal mientras pasas tu mano por el cuerpo de la persona que quieres ayudar.

Arroja la energía negativa a la sal

Primero limpia su espalda por ambos lados, bajando hasta los pies. No toques la columna vertebral.

Después, limpia la parte interior y posterior de las piernas. Posteriormente limpia el tórax, partiendo de la clavícula. Asimismo, limpia los brazos, empezando por los hombros.

Después, limpia la columna vertebral, partiendo de abajo y subiendo hasta la cabeza. Saca la energía sucia que está en las vértebras.

Cuando limpies la cabeza y el cuello raspa la energía sucia hacia arriba.

Después de terminar esta limpieza la persona tratada se sentirá más ligera y relajada.

La eliminación de la energía negativa permitirá que la persona recién limpiada se sienta mejor.

Cuando limpies a alguien ten cuidado de no absorber suciedad psíquica. Quizá incluso te sea útil imaginar que llevas guantes de goma.

Cuando limpies a una persona enferma; debes ser muy cuidadoso. Quizá no sea posible limpiar de una sola vez todo el cuerpo de la persona enferma. Quizá esté demasiado débil. De ser ése el caso, es indicado hacer varias limpiezas parciales.

Si no dispones de sal en el lugar de la limpieza psíquica abre la llave del agua y haz que la suciedad se vaya con la corriente o visualiza un fuerte viento que expulsa la suciedad por la ventana.

La persona enferma debe ser limpiada tres o cuatro veces al día, si es posible.

Después de realizar esta técnica los dolores y otros síntomas desagradables se verán aliviados y la persona enferma tendrá un mejor descanso.

Es muy importante que te limpies después de trabajar con una persona enferma.

Lavate las manos al terminar la limpieza

Así que no te olvides de hacer los ejercicios de la cascada y la raspadura que vimos en la sesión anterior.

Recuerda que cuanto más profunda sea la limpieza más energías antiguas se van a remover y más efectos positivos se tendrán una vez que se haya completado.

En la próxima clase aprenderás a utilizar la radiestesia para medir el aura de una persona ¡No te lo pierdas!

Recuerda visitar la página web: www.fundaciondespertar.com en donde encontrarás cursos avanzados para activar tus poderes mentales.

En Fundación Despertar actualizamos constantemente nuestro material. Te invitamos a tomarlos y ponerlos en práctica en tu vida.