Saltar al contenido
Fundación Despertar

Beneficios de la terapia de regresión hipnótica

Regresión Hipnótica

La terapia de regresión es una técnica de hipnosis que permite a un terapeuta evaluar y descubrir las causas inconscientes que originan un problema o crisis en la vida actual de una persona, así como tratar los aspectos emocionales no superados asociados a determinados hechos traumáticos experimentados en el pasado.

¿Qué podemos sanar con esta terapia?

La terapia de regresión nos da la posibilidad de sanar síntomas físicos, emocionales y psicológicos, sobre todo aquellos que no han podido resolverse con el paso del tiempo.

Si reconoces que cierto sentimiento o recuerdo es recurrente en tu vida esto generalmente indica que un evento en el pasado aún no se ha procesado.

¿Cómo es el proceso de la terapia de regresión?

Durante la regresión revives experiencias del pasado en estado de trance.

El terapeuta utiliza el estado de hipnosis para guiar a la persona a eventos pasados que son la causa de quejas actuales.

Consiste en traer a la conciencia recuerdos de las experiencias que están interfiriendo en la vida actual.

El hipnoterapeuta guía a la persona para que pueda conectar con acontecimientos vitales dónde se ha podido producir algún tipo de conflicto a nivel consciente o inconsciente, y lo que es más importante, transmite a su cerebro el mensaje de que eso no está sucediendo en la actualidad y le ayuda a cambiar las memorias emocionales negativas asociadas a esos acontecimientos.

La terapia regresiva es un método excelente para eliminar traumas, miedos y fobias, que con el paso de los años ha ido mejorando gracias a la medicina y la psicología.

Funcionamiento de la terapia de regresiva

La base de este método consiste en ayudar a la persona a conseguir un estado alterado de consciencia gracias al que revive situaciones ‘enterradas’ en su mente.

Una vez conseguido ese estado alterado mediante la relajación profunda o la hipnosis, el terapeuta guía al paciente de tal manera que las regresiones a edad temprana (infancia o adolescencia) implican revivir hechos que pudieron provocar un impacto emocional que haya sido el causante de comportamientos y problemas actuales.

Durante una sesión de regresión también se puede remontar a la infancia, regresar al útero, la concepción o incluso a una vida pasada.

Revivir el trauma es imprescindible para desactivar de nuestro cuerpo lo que se conoce como memorias ancladas y por tanto llegar a la sanación física.

Hay que conectar con la emoción que suele llevar mucho tiempo reprimida, darle un espacio y liberarla, lo que nos producirá una sanación emocional.

Tomar conciencia de manera profunda y comprender los patrones de conducta que quedaron en el subconsciente conlleva a la sanación mental.

¿Para quién está indicada esta terapia?

La regresión hipnótica está indicada para casi cualquier persona, pero especialmente para aquellas que sienten que su vida no fluye con armonía, por enfermedad física, emociones, o por cualquier otra cuestión que produzca infelicidad.

Esta terapia está contraindicada para personas que tengan una patología psiquiátrica diagnosticada como: psicosis, esquizofrenia, trastorno bipolar o trastorno límite de la personalidad.

BENEFICIOS DE LA TERAPIA DE REGRESIÓN

Esta terapia ayuda a liberar las emociones bloqueadas. Nos enfrenta a nuestros miedos más profundos para quitarles poder.

Enseña a relativizar los traumas de la vida y a perdonarlos, ya que ayuda a comprender que cada experiencia forma parte de nuestra evolución.

Ayuda a sanar relaciones conflictivas y a liberar lazos y dependencias con otras personas.