Saltar al contenido
Fundación Despertar

Terapia de Hipnosis para Tratar el Insomnio

Insomnio

Los trastornos del sueño son un problema muy común que afectan cada día más a la sociedad actual.

La mayoría de las veces estos trastornos responden a situaciones puntuales de estrés, problemas laborales o personales, etc.

El insomnio, además de hacerte pasar una pésima noche, ocasiona falta de energía durante el día. 

Los adultos necesitan al menos 7 horas de sueño por noche para gozar de la mejor salud y bienestar.

Dormir mal, dormir muy poco o no tener suficiente calidad de sueño, provoca pérdidas de productividad, accidentes y enfermedades.

La hipnosis para dormir nos puede ayudar con este problema pues no se enfoca únicamente en los síntomas del insomnio como el cansancio, dolor muscular, falta de concentración, nervios, irritabilidad, sino también lo que hay debajo, es decir lo que mantiene a la persona despierta.

¿EN QUÉ CONSISTE LA HIPNOSIS PARA TRATAR EL INSOMNIO?

Esta terapia consiste en primer lugar en obtener un estado de relajación mental profunda.

Después el paciente se centra intensamente en una idea o imagen en particular; de esta forma se reduce su conciencia periférica y se sitúa en un estado de trance.

En ese momento, el terapeuta le envía sugerencias para influir de forma positiva en sus pensamientos y acciones, aunque sin que la persona pierda la capacidad de controlar y tomar sus propias decisiones.

La persona hipnotizada se mantiene despierta pero concentrada y abierta a estímulos que pueden ayudarle a tratar el insomnio.

Este tipo de hipnosis actúa sobre las causas que provocan los trastornos del sueño y requiere la colaboración total del paciente para que tenga posibilidades de éxito.

Durante la terapia, se programará la mente del paciente para sentir menos ansiedad al momento de acostarse a dormir o se le animará a seguir un horario de sueño más consistente.

Una sesión hipnótica puede incluir los siguientes 5 pasos:

1)Preparación: En esta etapa el paciente se recuesta y busca una posición cómoda.

2) Despojarse: En este momento se le guía a la persona para que deje atrás las inquietudes y preocupaciones.

3) Inducción: Con este paso se libera la mente consciente y se abre el subconsciente con el fin de preparar a la persona para que se relaje de forma profunda.

4) Respiración:  Esta sección trabaja la respiración consciente que lleva a la persona a un estado de relajación aún más profundo.

5) Sugestión: Es la parte final y más larga de la hipnosis, que incluye imágenes guiadas que implantan el resultado deseado en la mente subconsciente de la persona.

Cuanto mayor es la implicación y la capacidad del paciente de relajarse y someterse a ese trance mayores son las posibilidades de éxito.

Esta técnica es totalmente segura cuando la imparte un profesional acreditado. Sin embargo, está contraindicada en personas que sufren enfermedades psiquiátricas.

BENEFICIOS DE LA HIPNOSIS PARA VENCER AL INSOMNIO

Con la hipnoterapia se elimina el malestar y la tensión, los pensamientos negativos, así como las creencias en torno a la ansiedad.

Estos beneficios se obtienen poco a poco y son duraderos porque la hipnosis produce cambios en la forma de pensar y en el comportamiento.

La efectividad de la hipnosis contra el insomnio se puede comprobar desde las primeras dos sesiones, la mente deja de dar tantas vueltas gracias a aquello que trabajamos en hipnosis y se consigue un sueño reparador. La hipnosis te ayuda a equilibrar tu mente cuando te acuestas, para así, brindar un mejor descanso y en consecuencia mejores sueños.