Saltar al contenido
Fundación Despertar

Supera el Alcoholismo con la Terapia de Hipnosis

Alcoholimo

Alcoholismo, superarlo llega a ser una tarea muy difíccil y en ocasiones imposihble.

La hipnoterapia es una poderosa herramienta de trabajo que facilita enormemente la decisión de una persona de modificar un comportamiento.

En el caso del alcoholismo la hipnosis pretende que la persona pueda dejar de beber gradualmente y que al final el individuo pueda mantenerse abstemio durante toda su vida.

El alcoholismo es una adicción similar al tabaco, juego o las drogas.

Si sufres de alcoholismo es porque tu mente inconsciente tiene la “falsa creencia” de que el alcohol es la única forma de calmar tu ansiedad, sentirte bien o escapar de tu realidad.

alcoholismo

Con la hipnosis, e posible acceder a tu mente inconsciente para modificar las conductas que interpretan que el alcohol es algo positivo.

Con esta terapia es posible recuperar el control y deshacerte de la necesidad de beber hasta quitar la adicción al alcohol por completo.

¿Cuál es la causa ?

Hasta el momento no existe una causa común conocida de esta adicción, aunque varios factores pueden desempeñar un papel importante en su desarrollo y las evidencias muestran que quien tiene un padre o una madre con alcoholismo tiene mayor probabilidad de adquirir esta enfermedad.

Ello puede deberse, más que al entorno social, familiar o campañas publicitarias, a la presencia de ciertos genes que podrían aumentar el riesgo de alcoholismo.

Algunos otros factores asociados a este padecimiento son la necesidad de aliviar la ansiedad, conflicto en relaciones interpersonales, depresión, baja autoestima, facilidad para conseguir el alcohol y aceptación social del consumo de alcohol.

Qué es el Alcoholismo y sus consecuencias

El término “alcoholismo” fue acuñado por Magnus Huss en 1849, se emplea como un sinónimo de la adicción al alcohol, que puede consistir en la dependencia o en el abuso de esta sustancia.

El alcohol es una de las drogas que por su fácil acceso se ha convertido en un verdadero problema social en casi todos los países y en todas las edades a partir de la adolescencia.

Es la droga más ampliamente empleada por los adolescentes en nuestra sociedad.

Según la Organización Mundial de la Salud el consumo de bebidas alcohólicas causa 2.5 millones de muertos cada año.

El alcoholismo es un factor determinante en algunos trastornos neuropsiquiátricos como la epilepsia, así como en enfermedades cardiovasculares, cirrosis hepática, diversos cánceres, trastornos hematológicos, del páncreas y trastornos neurológicos.

Cuando una persona toma alcohol de forma habitual puede sufrir efectos negativos como irritabilidad, insomnio, delirios de celos o de persecución.  Los alcohólicos presentan alteraciones en la conducta que originan conflictos en el entorno familiar, laboral y social; hasta que llega a ser una dinámica “normal” el discutir con cualquier persona y perder amigos.