Saltar al contenido
Fundación Despertar

Terapia Para Recordar Vidas Pasadas

Vidas Pasadas

La terapia regresiva es una terapia hipnótica que busca solucionar los conflictos emocionales a través del análisis de experiencias pasadas e inconscientes.

También llamada “terapia de regresión”, se basa en el principio de la atemporalidad de la consciencia, el cual sostiene que para la conciencia el tiempo no existe.

El tiempo es distinto para la mente inconsciente

Esta terapia sostiene que todas nuestras vivencias, incluyendo “vidas pasadas”, ocurren en un mismo momento para nuestra conciencia.

Es decir, que para nuestra mente inconsciente no existe distinción entre lo que nos sucedió hace cinco minutos y nuestras experiencias de hace 10, 15 o incluso mil años.

También postula que todas las experiencias se guardan en el inconsciente, se mantienen ahí indefinidamente y determinan la conducta de una persona en el presente.

Por esta razón, muchas personas no son capaces de explicar el origen de ciertas conductas actuales.

Por ejemplo, alguien que padecen algún tipo de fobia, y que, echando un vistazo a su historia de vida, no le ha ocurrido nada que pudiera desencadenarla.

Otro fenómeno similar, se da cuando una persona sin ningún tipo de problema relevante, experimenta una angustia o malestar aparentemente inexplicable.

La terapia regresiva es una técnica que permite tratar y gestionar todos estos bloqueos emocionales desde un punto más profundo, para poder eliminarlos definitivamente.

Esta terapia nos permite acceder a los recuerdos de nuestras vidas pasadas para ordenar y armonizar el presente.

Y, desde allí, avanzar comprendiendo las experiencias que venimos a atravesar en este período, siempre recordando que cada encarnación es una oportunidad de crecimiento.

Orígenes de la terapia regresiva

Sigmund Freud es el referente más reconocido en el campo de la hipnosis regresiva, pero la práctica de los tratamientos regresivos se remite a épocas más antiguas.

Las primeras referencias las podemos encontrar en los templos del sueño de los griegos, en los rituales místicos del antiguo Egipto y en algunas escrituras budistas.

Actualmente, uno de los libros más reconocidos en el campo del método regresivo, es el del psiquiatra estadounidense Brian Weiss: “Muchas vidas, muchos maestros”.

¿Cómo funciona la terapia regresiva?

La terapia regresiva comienza induciendo a la persona un estado de alteración de la conciencia, tras una relajación profunda, de forma que se libere de tensiones, lo que le permitirá empezar su exploración.

Durante esta etapa, el usuario permanece con los ojos cerrados, y a diferencia de lo que se cree, está todo el tiempo consciente.

El objetivo es lograr la completa relajación del individuo, para lo cual, el terapeuta se sirve de técnicas de respiración profunda.

Posteriormente, el terapeuta va a guiar al paciente por sus recuerdos, tratando de buscar el origen de sus dificultades, centrándose en los acontecimientos bloqueados, para ir poco a poco recuperándolos con la mayor nitidez posible sin que con ello suponga ningún percance a la persona.

Durante la regresión se pueden manifestar muchas emociones asociadas a experiencias de vidas pasadas.

Por ejemplo, si la persona aparece siendo torturada, puede sentir dolor, rabia, angustia y esos sentimientos se pueden estar manifestando en la vida actual del consultante.

Pero no solo se reviven experiencias traumáticas, en ocasiones se muestran vidas placenteras y plenas.

El objetivo de la sesión es tomar conciencia de que lo que ocurrió en esa existencia anterior y que en la vida actual ya no se tienen que perpetuar todas esas emociones.

Con la ayuda del terapeuta, el paciente intentará resignificar la experiencia revivida, trazando nuevas rutas de afrontamiento que le permitan desarrollar mejor sus fortalezas.

Beneficios de la terapia de vidas pasadas

Ayuda a superar situaciones traumáticas del pasado. Reduce miedos y sufrimientos. Favorece el crecimiento personal y nos ayuda a liberar las emociones bloqueadas.